Diferencias entre despido nulo e improcedente

Diferencias entre despido nulo e improcedente

Una de las dudas más frecuentes por parte de los clientes en los despachos laboralistas Madrid tiene que ver con las diferencias que existen entre un despido nulo e improcedente. La clasificación del despido depende de la calificación judicial, no del reconocimiento por parte del empresario.

¿Qué es un despido nulo?

Se denomina despido nulo a aquel producido por cualquier tipo de causa reflejada en la Constitución o en la ley, es decir, que viole en modo alguno los derechos fundamentales y las libertades públicas del trabajador.

Se considera como tal a la suspensión del contrato de trabajo por parte del empresario por permiso de maternidad, riesgo durante el embarazo, adopción o acogimiento. La ley establece que el despido es nulo desde la fecha de inicio del embarazo hasta la del inicio del periodo de suspensión. También engloba a las mujeres que disfruten del permiso de lactancia y reducción de jornada por cuidado del menor.

Otro de los motivos de despido nulo es el de las empleadas víctimas de violencia de género que se hayan visto obligadas a reducir su jornada de trabajo o suspender la relación laboral con la empresa.

¿Qué es un despido improcedente?

En cuanto al despido improcedente, es aquel en el que el empresario no acredita el incumplimiento de las funciones por parte del trabajador. Es decir, la empresa no pruebe las razones que ha alegado para el despido del empleado.

En este caso el Juez de lo Social determina la readmisión del trabajador a su puesto de trabajo en las mismas condiciones que antes de producirse el despido. En caso de que el empresario decida no readmitirle, debe indemnizarle. La indemnización se calcula en base a los 33 días de salario por año de servicio trabajado, hasta un máximo de 24 mensualidades.

Desde Bazan Abogados, como uno de los despachos laboralistas Madrid, entendemos que es importante conocer cuáles son las diferencias entre ambos tipos de despido. Es el juez quien debe hacer una valoración legal de ellos ya que se relacionan con diferentes causas y, por tanto, las consecuencias son distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí AVISO LEGAL, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies